Depósito de material escenográfico y utilería

02/10/2019 | El depósito de Santa Fe, donde hoy se encuentra el material escenográfico y de utilería representa un crecimiento en la gestión y organización de nuestra institución.

Este camino, liderado por la División Promoción Cultural, comenzó cuando en el año 2018 el depósito de General Luna, que durante décadas albergó a la Unidad de Infraestructura Teatral, alcanzó una precariedad edilicia que obligó a iniciar un proceso pendiente y que hoy representa una clara mejora en la gestión de nuestra unidad.

Nos alegra saber que en ese espacio de General Luna está tomando vida la Plaza Las Pioneras.

La mudanza se realizó con gran esfuerzo logístico y humano a fines de ese año. En este proceso participaron activamente con dedicación de tiempo y esfuerzo Claudia Tancredi, Leonardo Schinca y Gerardo Egea, responsables de seleccionar los materiales a conservar entre aquellos que debían ser desechados.

El nuevo depósito sito en Santa Fe 1228 en el barrio de la Aguada cuenta con 1300 m2 donde se almacenan todas las escenografías, utilería e insumos para escenografías de la Comedia Nacional, y el Teatro Solís y EMAD cuentan con un espacio asignado.

A casi un año de su funcionamiento, contar con un depósito organizado y un espacio que habilite la conservación ha permitido la reutilización de viejos mobiliarios y materiales, optimizando recursos económicos y tiempos. Con este objetivo, ponemos a disposición de los diseñadores que forman parte de nuestros espectáculos la posibilidad de conocer la utilería y recursos escenográficos para que ágilmente se le de un nuevo destino artístico.

Con este espacio quedan atrás las veces que tuvimos que dejar a la intemperie escenografías relevantes que terminaron arruinadas, la compra innecesaria de materiales con los que disponíamos y nos hicimos de un espacio de trabajo que garantiza la seguridad de nuestro equipo.

Con un antecedente exitoso como lo es la gestión del depósito de vestuario, nos ponemos como meta el almacenamiento de materiales y elementos que sean de utilidad, que puedan reciclarse, reutilizarse, y en casos particulares, conservar elementos calificados como históricos, como se hizo con las prendas tesoro en vestuario, permitiendo la visibilización de trabajos de épocas pasadas, técnicas y diseños llevados adelante por importantes diseñadores que no merecen quedar en el olvido. Un ejemplo de esto es la máquina de viento que hoy se utiliza en la puesta de Madre Coraje.

Vamos por buen camino, llevando adelante una administración concienzuda del espacio que evite la acumulación y que represente el acopio organizado de material factible de reaprovecharse y optimizarse.

Compartir