Un teatro cercano

Culmina otro año de mucho teatro para la Comedia Nacional marcado por dos espectáculos que hicieron una recorrida por diferentes barrios de Montevideo.

Fueron un total de 11 espectáculos que el elenco estable de la Intendencia de Montevideo presentó en su Temporada 2018. Disfrutaron de las 219 funciones que se pusieron en cartel un total de 51.234 personas.

Con entradas a un costo de $190 la Comedia Nacional mantiene un claro objetivo por hacer posible el acceso al teatro de los y las ciudadanas, con la convicción de que el teatro como otras disciplinas artísticas son herramientas necesarias para el esparcimiento y desarrollo de una ciudadanía crítica.

En el 2018 el 35% del total de asistentes vio las puestas de la Comedia Nacional a través de programas de accesibilidad.  Dentro de las acciones realizadas la entrada gratuita los domingos para los mayores de 60 años y el  trabajo de coordinación de grupos de estudiantes con entradas cortesía o bonificada representan un número significativo del total.

Más de 7.000 estudiantes asistieron a ver los espectáculos de la Comedia Nacional, acumulándose principalmente en las propuesta presentadas en la sala principal del Teatro Solís que este año fueron Riconcerontes de Ionesco, Yerma de Federico García Lorca y Tartufo de Molière.

Un programa que en los últimos años ha sido fuertemente defendido por la institución ha sido el servicio de audiodescripción para personas ciegas o con baja visión que en su tercer año de implementación ininterrumpida estuvo disponible en 25 funciones de la sala principal del Teatro Solís.

Contemplando un público diverso este año se trabajó  textos clásicos y dramaturgias contemporáneas, creaciones de autores europeos y latinoamericanos, pasando por una variedad de géneros, con funciones los viernes, sábados y domingos, en tres salas y en una variedad de horarios.

Sumado a lo anterior este año se apostó a dos espectáculos que recorrieron los barrios de Montevideo. La Cumparsita, que por primera vez reunió a la Comedia Nacional, la Orquesta Filarmónica y la  Banda Sinfónica de Montevideo en un trabajo conjunto se presentó en salas como el Centro Cultural Florencio Sánchez y el Complejo SACUDE, y Yo no muero, ya no más, una intervención urbana sobre violencia hacia las mujeres basada en género tuvo como escenario plazas de la periferia de Montevideo y se enmarcó en el Mes Internacional de Lucha Contra la Violencia Hacia las Mujeres. Ambos espectáculos se presentaron en un total de 11 funciones con un público cercano a las 3000 personas.

Una vez más los números hablan de objetivos cumplidos y de una ciudadanía que es ávida de contenidos y propuestas.

Compartir