Benedetti, nuestro prójimo

selección de textos de Mario Benedetti. Dirección Horacio Buscaglia

Estreno: 31 de agosto de 2002. Teatro El Galpón

Un homenaje a Mario Benedetti en forma de espectáculo es Benedetti: nuestro prójimo, creado y dirigido por Horacio Buscaglia sobre textos del escritor uruguayo más popular y laureado.

Tres parejas de actores recitan y reviven poemas, fragmentos de cuentos y novelas e, incluso, declaraciones de Mario Benedetti acompañados del bandoneonista Nicolás Mora, repasando algunos de los momentos vivos en la memoria colectiva como textos de Benedetti que supieron transformarse en señas de identidad de los uruguayos.

La oficina, el amor, el tango, el fútbol, la política, la nostalgia, la geografía y las crisis económicas, se corporizan en un espacio diseñado por Osvaldo Reyno.

¿Cuál Benedetti? En sustancia, el escritor y el hombre que a lo largo de más de seis décadas ha ido volcando sobre el papel el modo de ser uruguayo, el de la clase media montevideana de cuando se decía: como el Uruguay no hay , el de La Tregua y las canciones de amor que generaciones de novios han copiado, y también el crítico, el estudioso de la literatura, el periodista, el dirigente político y orador callejero en épocas difíciles, el escritor de canciones cantadas por Joan Manuel Serrat y decenas de otros grupos y solistas, de argumentos de películas nominadas en Hollywood; y más cerca, el escritor de estatura mundial, traducido a decenas de idiomas y condecorado en distintos continentes, incluyendo el Reina Sofìa de poesía en España.

Todos estos Benedetti son el mismo, ese que es una sola y la misma persona, modelo de compromiso, rectitud ética y coherencia entre vida y obra. Pocos recuerdan, por ejemplo, que a seis meses del golpe Benedetti volvió del exilio para presentarse en un juzgado militar porque le habían prometido que si lo hacía liberaban a un compañero. No cumplieron, claro, pero el escritor no quería quedarse con la duda; duda de su propio coraje.

Todos esos Benedetti tienen otra cosa en común, que es la que quiere rescatar Buscaglia: haber encontrado la forma para expresarnos. Todos nosotros, en algún momento, nos sentimos representados por algo que escribió Benedetti sostiene . Por eso los actores dicen Yo soy Mario Benedetti . Esta cualidad, el escritor la comparte con el tango, del que se dice que representa cada momento de la vida del rioplatense.

Esa uruguayez , eso tan entrñable es lo que refleja la obra, ya que no pretende ser ni una antología ni un análisis de los valores literarios del autor, dice Buscaglia, el director.

Horacio Buscaglia ha estado vinculado al espectáculo y la comunicación desde hace 40 años. Hace publicidad y periodismo en diario y radio. En 1969 junto con Eduardo Mateo creó Musicasión , serie de espectáculos que se vinculan al nacimiento del llamado Canto Popular Uruguayo. Fue fundador y director del recordado grupo para niños Canciones para no dormir la siesta . Recientemente ganó un premio nacional de literatura por sus obras teatrales para niños. Dirigió su primera obra teatral en 1978 y recientemente ha montado: Ubú Rey, Antígona, La Celestina, De qué hablamos cuando hablamos de amor sobre cuantos de Carver, Para abrir la noche y Memoria para armar en base a memorias de mujeres sobre la dictadura.

En Benedetti: nuestro prójimo actúan Duilio Borch, Julio Calcagno, Gloria Demassi, Isabel Legarra, Juan Alberto Sobrino y Alejandra Wolff. La escenografía es de Osvaldo Reyno, la iluminación de Pablo Caballero y el vestuario de Carlos Pirelli.

La obra se estrenó en setiembre de 2002 en la Sala 18 del Teatro El Galpón y se repuso en febrero de 2003 en Sala Verdi. En marzo y abril de 2003 realiza gira por ocho ciudades del interior del país. En mayo de 2003 comenzó un ciclo de presentaciones en barrios de Montevideo en la carpa de la Unidad de Animación de la IMM y viajó a Chile, realizando tres exitosas presentaciones en la sala Claudio Arrau del Teatro Nacional de Santiago.

 

Elenco: Duilio Borch, Julio Calcagno, Gloria Demassi, Isabel Legarra, Juan Alberto Sobrino y Alejandra Wolff

Escenografía: Osvaldo Reyno

Vestuario: Carlos Pirelli

Iluminación: Pablo Caballero

Compartir