Un hombre bueno en una historia terrible

12.11.2013 - 15:29

adaptación de textos de Florencio Sánchez. Dirección Mario Ferreira

Estreno:9 de noviembre de 2007. Espacio del Palacio Salvo

DOS HISTORIAS de FLORENCIO SÁNCHEZ.La Comedia Nacional presenta en la Sala Zavala Muniz Un hombre bueno en una historia terrible, adaptación de Nuestros hijos y Los derechos de la salud de Florencio Sánchez.

Florencio Sánchez se erige emblemático como figura portadora de la noción de dramaturgo en nuestro país. A cien años de su muerte, parece seguir siendo el símbolo del autor teatral por antonomasia y como sucede a veces frente a fenómenos de su talla, el peso de su sombra suele mitigar el florecer de estirpes tan ilustres como el padre fundador. Difícil escribir después de que Sánchez con su pluma tratara con trazo fino y por primera vez por estos lares los problemas del hombre retratado con crudeza en su individual soledad, batiéndose contra la sociedad y sus males; de ese hombre a caballo entre dos siglos aplastado por el desarrollo de las prósperas sociedades incipientes, de ese hombre que se para frente a la génesis del siglo XX y sus promesas de progreso y sus pesadillas de crueldad. Una mirada que lejos de salvarnos nos condena, incluso a la pureza sin lucidez.

Su vida, sus desventuras y su temprana muerte lo han convertido, además, en un mito que trasciende su propia producción dramática. Y, a pesar de que sus historias y personajes conquistaron -como las de ningún otro hasta hoy en nuestro país- la calle y hasta el lenguaje popular en sus expresiones más típicas (M´hijo el Dotor, Canillita, Barranca Abajo….) es un autor con el que pocos se atreven hoy en día. Pero, el éxito saboreado en vida donde llegó a escribir hasta por encargo y casi sin detenerse para las principales compañías de la época en el Río de la Plata, no le aseguró en nuestro país una edición escénica continua. Es un clásico, pero que se monta poco y la obra de un autor teatral, sabido es, solo puede vivir en la escena. Tal vez su teatro, asociado a cierta tradición de representación escénica y signado por una lectura superficial – aquella que condena al autor por el uso de una estética del lenguaje en desuso-, ha sido, en las últimas décadas, escasamente leído en su dimensión más profunda. Desde hace un tiempo, sin embargo, se plantea a menudo el abordaje de una relectura de su obra desde otra perspectiva que permita trascender la estética de la escena y la del lenguaje .

El elenco de la Comedia Nacional, que a lo largo de su historia ha sabido montar  buena parte de su teatro completo, no podía substraerse a esa necesidad de las mujeres y de los hombres de teatro de hoy : reelaborar una mirada sobre Sánchez intentando discernir desde la escena en qué medida la obra de este autor nos sigue interpelando. Así, durante su temporada 2007, estrena Un hombre bueno en una historia terrible, espectáculo que contiene dos obras de este autor Los Derechos de la Salud y Nuestros Hijos, adaptadas por los propios actores para llegar a escena mas de cien años después de haber sido escritas.

Hoy, más allá del justo homenaje y del siglo que en este noviembre de 2010 habrá pasado tras la muerte de Florencio Sánchez, la Comedia Nacional repone este título por la pertinencia de su temática no sin antes volver a trabajar la puesta en escena, despojándola de todo elemento superfluo, concentrándola más aún en la interpretación. Sánchez nos anima a espiar ratos de hombres comunes , que atraviesan pequeñas tragedias que no comprometen más que un reducido universo de estructuras familiares, que ahogan su potencial libertad. Y ahí esta la vida, con sus hieles, con sus cuotas de luz, en Florencio Sánchez.

 

Elenco: Juan Worobiov, Elisa Contreras, Jimena Perez, Alejandra Wolff, Pablo Varrailhón, Fabricio Galbiati, Daniel Spinno Lara, Miguel Pinto, Luis Martinez

Vestuario: Diego Aguirregaray

Iluminación: Martin Blanchet

 

Compartir